Razones para Leer El Principito [Motivos para Leer el Principito]

Aquellos que hayan leído El Principito no nos permitirán mentir: es en apariencia un libro para niños, pero que encierra mensajes llenos de belleza y complejidad. Quien haya repasado sus hojas habrá viajado entre asteroides, se habrá quedado varado en el desierto y también habrá conocido zorros que hicieron su madriguera en nuestro corazón.Casi todas lo hemos leído alguna vez en la vida. Y si no lo has hecho, te diremos por qué es importante leer el Principito. En apariencia es un cuento infantil, pero es un texto que indudablemente invita a la reflexión sobre diversos temas como la amistad, el amor y el sentido de la existencia. En los tiempos que vivimos, no hay nada más alentador que leer “El Principito”, de Antoine de Saint-Exupéry.

How 'The Little Prince' Came to Animated Life - The New York Times

 

 

El escenario de la aventura se inspira en una vivencia real de Saint-Exupéry, que en 1935 se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en el desierto del Sahara. Tras sobrevivir al impacto, se encontró junto a su copiloto con sólo dos naranjas, unas cuantas uvas y un poco de vino. La deshidratación hizo que el tercer día dejaran incluso de sudar. Habrían muerto, sin duda, de no haber sido encontrados por un beduino a camello. “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry es un clásico que se ha ido transmitiendo de generación en generación desde su publicación en 1943. Este cuento infantil es más que un libro para niños; “El Principito” es una lección de por vida. Leí este libro en mi primer año de secundaria para leer durante el verano . No puedo creer que me haya tomado tanto tiempo leerlo. Estas son mis razones por las que creo que todo el mundo debería leer la inolvidable historia de Saint-Exupéry.

1. “Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor.” Es decir, que también amar es un arte que requiere ser perfeccionado con el tiempo, lo cual explica que los primeros romances sean dados al fracaso.

2. “El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.” De las tres preguntas clásicas, quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos… esta última es la menos recurrida por un mundo en el que casi todo el mundo se mueve por inercia.

3.“Aquel que quiere viajar feliz debe viajar ligero.” Cuantas menos posesiones –materiales y mentales– tengamos que custodiar, más fácil nos será avanzar hacia nuestros sueños.

4. “Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada.” Depende de cada persona enfocar sus sentidos hacia el lado luminoso de la vida, tratando que los rayos de sol lleguen al mayor número posible de personas. Demasiadas se amparan en las sombras para criticar sin hacer nada.

5. “Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin.” Este aforismo hace referencia a que la felicidad no te la dan los placeres inmediatos. Es algo que sólo se alcanza siguiendo una vida coherente y realizada.

3 enseñanzas de 'El Principito' para ser un líder coach | Alto Nivel

6. “Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.” es sin duda la frase más conocida y repetida de Saint-Exupéry. Habla del amor como instrumento supremo para conocer lo más genuino de la existencia. Una frase que resume su legado.

Publicado por primera vez el 6 de abril de1943, en plena Segunda Guerra Mundial, El Principio narra el encuentro entre un niño y un aviador que se estrella en el desierto, y cómo los diálogos entre ambos hacen replantear la vida de este último.