[Película vs. Libro] Si Decido Quedarme

Hace ya varios días que he visto la película y debo admitir que me ha costado un poco redactar esta reseña. No sé qué me está pasando con las adaptaciones este año: salvo un par, las demás no han terminado de gustarme, más allá de su contenido cinematográfico. Creo que se debe en gran parte a las expectativas con las que voy al cine.

Tantos videoclips, teasers, escenas y frases sacadas antes del estreno me llevan a pensar (y desear) de antemano una adaptación maravillosa y no siempre es así. Si decido quedarme no ha sido malo, es más, me ha gustado mucho el trabajo que han hecho al adaptar la novela. Han logrado mantener el argumento e incluso han incluido ciertos detalles que no me esperaba, detalles buenos… y no tan buenos.

Resultado de imagen para if a stay

Hace más de un año leí la novela de Gayle Forman e hice una reseña sobre él. Me pareció un libro corto pero intenso, cargado de tan variados sentimientos sobre el que pesa la decisión más difícil de todas: ¿vale la pena quedarse aún cuando se ha perdido casi todo? Si hay algo que quiero rescatar tanto de la novela como su adaptación, es que logran transmitir lo especial que pueden ser los hechos más cotidianos de la vida.

El compartir un momento en familia, una mirada con tu novio, una conversación con tu mejor amiga.. todos esos instantes que parecen ser triviales pero que encierran tantas sensaciones y recuerdos. Antes de entrar a la sala temía que la película se centrara demasiado en el romance o que fuera demasiado comercial.

Imagen relacionada

Por suerte para mí, ha tenido las dosis justas de drama, pequeñísimos toques cómicos y también lo justo de romance (aunque un poco apresurado, a mi parecer, pero que al final desemboca en una relación que desprende ternura y realismo). Para ser una adaptación está bien lograda: creo que han logrado una película equilibrada, respetando ciertas escenas principales y cambiando ligeramente otras para que la historia no pierda el hilo.

En cuanto a los actores tengo poco que decir. No había tenido la oportunidad de ver a ninguno en la pantalla grande – con excepción de Chloë – y lo cierto es que casi todos se acercan más o menos a cómo yo me imaginaba a los protagonistas. Curiosamente, todos ellos excepto Chloë, pues no es la Mía que mi mente había construido.

Imagen relacionada

No obstante, eso no quita lo buena actriz que es y lo bien que ha sabido caracterizar a la protagonista (¿sabían que ha tomado clases de cello por casi un año para interpretar a Mía?), es solo que en mi opinión el aspecto físico de Mía no es el que vi en la pantalla. Pero como a fin de cuentas lo que más importa es la actuación y el mensaje, he decidido no hacerle mucho caso a este detalle.

Si decido quedarme es una novela no lineal, donde los flashbacks son el recurso principal que usa la autora para contarnos la historia de Mía. Al enterarme que había una adaptación, mi mayor temor era cómo iban a llevar estos recuerdos a la pantalla, si tantos saltos en la memoria de la protagonista no sería contraproducente y terminarían enredando al espectador que no había leído de antemano la novela.

Imagen relacionada

Quizás en un comienzo fue así: como yo no había leído el libro de forma reciente me costó un poco engancharme a la historia y separar los recuerdos de los hechos que ocurrían en presente. Pero con el transcurrir de los minutos uno se va acostumbrado, y casi sin darse cuenta está completamente sumergido en la historia.

En la reseña del libro expresé un poco mi descontento con la actitud de la protagonista, concretamente en la falta de emoción que mostraba en ciertas escenas. En la película me pasó lo mismo: me esperaba quizás un poco más de dramatismo al momento de enterarse de la muerte de sus padres. Perder a uno es doloroso.

Perder a ambos debe ser insoportable. Sin embargo, no le dedicaron más que unos poquísimos fotogramas y casi no sentí la carga emocional que debía transmitir ese momento. Y similar a este he encontrado algunos ejemplos más, pero tampoco han sido tantos como para que no me permitiera disfrutar de la película.

Imagen relacionada

En conclusión, creo que he disfrutado de la película lo suficiente. Tal vez esperaba algo más: conectar un poco más con los personajes, terminar de sentir la carga emocional de la historia o quedarme con la intriga que muchos de los que no leyeron la historia deben de haber tenido cuando finalizó la adaptación. Pero ha sido una buena adaptación de la novela y a fin de cuentas, eso es lo importante cuando se lleva unas historia del papel a la pantalla.